“Mono era un animal humano y como tal, si sus procesos hormonales no eran estabilizados, tarde o temprano buscaría chicas. Inesperadamente sucedieron varias cosas, como por ejemplo: Una makinik de mantenimiento vital que se avería, un avión con cerebro neurónico que se estrella, la libido de un adolescente que se dispara, un cargamento de cuervos para repoblamiento que escapa, un satélite en órbita elíptica que lleva en su interior una muchacha congelada. Más importante que contar qué cosas ocurrieron, lo realmente importante es cómo se combinaron.

El encadenamiento de esos elementos creó finalmente algo portentoso: Una posibilidad. Una posibilidad es un vector de cambio, una flecha que creará su propio blanco perfecto al momento de incrustarse. Una oportunidad.”

 

Algunas críticas sobre el libro 

Andrés Accorsi, (365 comics por año): “De pronto, el neuquino cambia las reglas de la ciencia-ficción del post-holocausto. De pronto, esta ambientación (habitualmente yerma y sombría como la imaginación de Gerardo Sofovich) se convierte en un escenario de conmovedora belleza, fértil para que crezcan (en vez de horrendas criaturas mutantes) los sentimientos, la conciencia y el intelecto ya no de “los humanos”, sino del único ser humano que parece quedar vivo: el fascinante Mono.”

Andrés Valenzuela, (Página 12) (Cuadritos, periodismo de historieta): “Lo de Kráneo pasa por una serie de alegorías y reflexiones sobre el conocimiento, su herencia social y, sobre todo, su transmisión. Y lo hace a partir de una suerte de melodrama post apocalíptico, en que un muchachito –el último en la faz de la Tierra– alcanza la pubertad. Su relato es heredero de la mejor tradición de la ciencia ficción, pero a la vez abraza ciertas referencias (borgeanas, spinozianas) ineludibles.”

Juan Manuel Domínguez, (Los Inrockuptibles): “De hecho, acá la intensidad está demostrada por el uso del negro para crear puntos fuertes en la escena: hay tanto Dave McKean en el trazo salvaje, como Milton Caniff en el clasicismo.”

Alejo Steimberg, (prologuista del libro) “…Ese pasaje a un segundo plano de lo trágico, le da a la obra parte de su singularidad al dotarla de un optimismo inusual en un relato que parece anticipar el fin de la humanidad.

Martín Perez, (Página/12“Suerte de cruza imposible entre Milton Caniff y Moebius, Kráneo presenta en El cuervo… todo su particular universo. Subtitulada como “un melodrama de ciencia ficción”, su protagonista es el púber Mono, último sobreviviente en un mundo destruido. Acompañado por un compinche imaginario llamado Lobo, deambula por un paisaje apocalíptico, donde descubrirá el deseo. Historia que seguramente es punto de partida de otras historias aún por venir…”

Links a reseñas completas:

Página 12 / Andrés Valenzuela

Página 12 / Martín Perez

365 comics por año

Cuadritos, periodismo de historieta

Los Inrockuptibles